About Me

Quisque dictum nunc at mi varius tincidunt. Nunc at nisl ac diam convallis pulvinar vitae nec mauris.

Recent Posts
SOBRE NEGRO/A/X

SOBRE NEGRO/A/X

DRA. MARÍA ELBA TORRES MUÑOZ

Experta de Historia del Arte y Colaboradora

NEGROS/AS/XS en la Casa Afro

Centro de las visibilidades afropuertorriqueñas

La Casa Afro en el Terraplén de Piñones en Loíza  emerge como el cahillo en las parcelas donde se adhiere cual tatuaje en todas partes y en toda su gente. No hay que repetir lo obvio, no existe en Puerto Rico un espacio donde se pueda leer y apreciar un discurso que emane de adentro hacia afuera con sobrado entendimiento de nuestros afrosaberes y nuestras afroejecutorias. 

 

NEGRO/A/X se instala con el junte de la Dra. Marta Moreno Vega y la Profesora Maricruz Rivera Clemente en la Casa Afro. Gestoras de largas luchas y enormes frutos.  En la Casa Afro  se siente  una propuesta cultural  visual indudablemente afroantillana, es decir afropuertorriqueña. En el  Corredor Afro se pondera, se narra y se dimensiona con poderosa voz la presencia afropuertorriqueña y en esta ocasión desde las artes visuales.

 

Colmadas éstas de la herencia y presencia de una enorme población que construyó con dolor su realidad y con resistencia. Sostienen hoy, un bagaje de inteligencias de descendencia africana. Entre el discrimen, la resiliencia junto a la resistencia se han mantenido en pie de lucha.   Se camina esta exhibición en la admiración de importantes artistas de la plástica puertorriqueña en diversos medios: cerámica, dibujos, pinturas, fotografias e instalaciones.  Todos ellos forman parte de una cultura visual afrodescendiente en el Puerto Rico Contemporáneo.  

 

Esta exhibición se hilvana con aquellas exhibiciones en el Museo de Historia, Antropología y Arte de la Universidad de Puerto Rico, Recinto de Río en los años 40,con las obras de Francisco Oller y José Campeche. Seguimos  con el mismo hilo con la exhibiciones:  Paréntesis: 8, Artistas Negros contemporáneosAfrolatinos en el Museo de Arte de Caguas y  Sin Pedir Permiso: Afrodescendientes en Casa Escuté en Carolina. Cada una de ellas ha implicado una decolonización de la mirada eurocéntrica que ha caracterizado la historia del arte en Puerto Rico.

 

Desde la tierra negra de Piñones en Loíza y desde   esta casa se engendrará   intensas y profundas narraciones sobre dónde queremos estar. Aquí no hay que pedir permiso, solo hay que ser y estar. Por ello es que decimos que la historia y la resistencia han sido mancuernas de la defensa de estas tierras y su gente en Piñones. No ha sido fácil. Lo que nos presentan en el Corredor Afro es un excelente testimonio visual de esas luchas. Se aparta de la ignominia, del descuido, de la pena, del racismo, del silencio y la discriminación que han orillado sin piedad a Loíza. Se levanta el orgullo de nuestra afrodescendencia. Casa Afro se enciende con agudezas, colores y plantas  enarbolando  un espacio de luz, de Reconocimiento , Justicia y Desarrollo. 

 

Son 20 artistas plásticos que se agrupan para referirse a un tema que les apela, que les identifica, que les llama: nuestra afrodescendencia en este archipiélago del Caribe. Asumen con específico  talento artístico los afrosaberes como bandera del cimarronaje. Los veinte artistas narran desde sus identidades, sus negritudes y en amplitud una cultura compartida.  

 

Ante la dificultad de lo presencial en tiempos de pandemia, dialogamos al azar con la muestra y le pedimos que nos hable y nos diga.

 

Muy cerca a la entrada de la exhibición en la Casa Afro nos encontramos con la obra de Papo Colo, Dirt and Pain. Pequeña e impresionante pieza que nos remite a los siglos de la imposición de las cadenas, del carimbo, del imperialismo español y estadounidense con la mercantilización de los cuerpos africanos.  Sujetos del abuso ante la vista del colonizador explotador europeo,  nos insita Colo a Ver y no querer Ver. 

 

Perpendicularmente divisamos Victoria en Cangrejos de Daniel Lind-Ramos siendo esta pieza un documento histórico visual. Las obras de Daniel Lind-Ramos están cargadas de historia de su pueblo, de la isla ¿del encanto?  En Daniel Lind-Ramos las obras se alejan de las teorías del arte europeo y se adentra a plantearse nuevas formas narrativas visuales.  Razón por lo cual se nos presenta una obra  monocromática, en carboncillo sobre lienzo. 

 

Así también  nos refuerza la referencia lúdica de los enmascarados,  desconociendo ¿quién juega ante  quién en  las más inmersas  espiritualidades afrodescendientes? Esta obra Victoria en Cangrejos celebra los triunfos por parte de la milicia  parda en los enfrentamientos físicos e inmateriales del histórico ataque en el área de Piñones. Siendo ésto, principio y fin de una invasión.    

 

Por otro lado, Don Remix vacila con las máscaras, los colores y los movimientos de abajo hacia arriba, En La Tradicion de David “Don Remix” Sepúlveda da la sensación del sube y baja de las máscaras en las cabezas de quienes las usan. Pareciera un movimiento fractal de una memoria marcada en lo visual afropuertorriqueño. En Oyola su pieza El Batey  (Homenaje a Keith Haring) se inserta en una de las  tradiciones de Loíza con sus vejigantes. Se dimensiona en una comunidad activista-antirracista y creativa como rememorando  su historia y sus pertenencias. Los objtetos que han calado en el país y que por desgracia del país, muy pocos paisanxs lo adquieren. Es uno de los objetos afro que más identifica la cultura visual afropuertorriqueña. 

 

Reverencia de Nancy Meléndez junto con Petrona la rebelde de  Roxana Jordán como también OSAIN “Espíritu del Bosque”,  de Samuel Lind, pasean una parte de los orishas afrodescendientes. El auto-reconocimiento espiritual afro ofrece ganancias frente la exclusión y el abuso de una sociedad racista, clasista y anti-mujer.  Es indiscutible que si algo nos trajo la colonización española a Puerto Rico fue la división racial del trabajo. 

Figuras míticas e históricas  nos abrazan y algunxs de ellxs  ofrecen el ashé para su gente en las salas de NEGRO/A/X .

 

Ama de Leche de Damalola  nos remite a la primera imagen ( dibujo) de una mujer negra esclavizada de Luis Paret Alcázar en el siglo XVIII. La mujer negra la dadora y que da de su fruto a hijxs de otrxs. Por algún lado se nos plantea la  lógica laboral en las costureras: Mis adorables de Marta Amador. En Mis adorables muñecas de trapos, algunas negras, “quebradas” y otras blancas sugieren  un oficio muy propio de la clase humilde entre nuestras mujeres negras en nuestras historias.  Más por otro lado si de altaneros se trata está la Negra Gallardía de David Zayas, un gallo negro espueleao en un marco de un espejo, que lo afixia. 

 

Hoy existen  tres interseccionalidades centrales: el género, la raza y la clase. En la selección de lxs artistas para esta exhibición, el curador Celso González lo toma muy en cuenta y exhibe desde el balance que en el “mainstream” no vemos. 

Deyaneira  Lucero presenta lo que llamarían un artesanía ante un soporte humilde, una yagua. Titulada Entre el cielo y el suelo, Deyaneira juega con un ícono de la negritud en Puerto Rico y que en Loíza y otros pueblo ha llegado a ser demonizado.  Tradición ancestral de la región y que unos claudican ante espiritualidades occidentales, ajena al entendimiento cultural de nuestra ancestría e historia.   

 

Por otro lado nos presenta el trabajo de Christian Gonzalez, Face-Off.  En esta pieza González revuelca el enfrentamiento sin poder discenir quién es quién y con quién se acompaña. Enfrentamientos que no son nuestros sino que son fríamente calculados desde las altas autoridades aquí y allá.

 

Rule de la luna de Eddie Loíza  nos provoca imaginar a las grandes maestras de la bomba y la plena  como lo fue Norma Salazar. Se luce en el       movimiento cinético del vestido de la bailadora.  Tite de Lucindo Fidalgo  representa con la  picardía amigable que caracterizó al maestro compositor  Tite Curet Alonso abogando por nuestra antillanía y nos recalca  no olvidar nuestra historia afropuertorriqueña y caribeña. En la instalación de Zuania Minier y MsBles Pelo Crespo, estudio de la pieza Bien Conocemos los moños de las niñas los moños se esparcen cual planta, criaturas vivas de la naturaleza dadora, amora,  paridoras y recurrentes. Son ellas, las plantas que expresan nítidamente ese discurso fractal que se reproduce en distintos  frontes  y que a veces el ojo no lo nota. Rizomas que se esparcen hacia lo vertical como en lo horizontal en un inmeso caminar diaspórico.

 

Cuéntame de tu gente en la orilla de Lisa C. Soto, nos insitará a entablar comunicación empoderada entre las orillas que nos condicionaron.  De orilla a orilla fue el mar la forma que nos trasladaban. Ese mar que guarda cantidades de cuerpos en sus profundidades. Una factura pendiente al Tratado Trasatlántico de la Esclavitud. El trabajo de Soto nos sumerge en las profundidades llevándonos  a explorar por medio del avasallante silencio marino, la conexión y desconexión que une todos los seres vivientes.

 

Por otro lado la instalación A condición de la sala de estar, de Las Nietas de Nonó -nos sacuden en una era industrial embelequera y que de operación serenidad no tuvo nada. Nos endilgaron adefesios que succionaron conciencias por los tubos del aire acondicionado y hoy por el teléfono que nos conecta con todo menos con nosotrxs mismxs. 

 

En Velad por nuestra patria de Diógenes Ballester, un místico de las artes visuales afropuertorriqueñas, el artista asume un papel de arqueólogo de la memoria. El conocimiento de lo propio nos podría salvar de este enjambre que vivimos en manos de hombres blancos eurocéntricos.  Hilvano con Ballester la pieza Negra de José (Pipo) Reyes.  Esta pieza retrata el rostro que nos evoca el nacimiento de nuestro afrodescendencia y que permanece viva como ayer.  Nuestros ancestros y ancestras llegaron cargados de arte y lo depositaron en éstos sus herederos presentes.  Se acabó el juego de Celso González recrea la metáfora del baloncesto cual si fuera un deporte de negros y entre negros que se encuentran en la cancha del barrio. Esa metáfora Se acabó el juego recoge una sentencia, de ya está bueno. !Aquí vamos con tó!. Y así es sin pedir permiso.  

 

Cerramos este recorrido de este junte de artistas quienes  expresan con verticalidad la experiencia de la negrura, de la negritud, de los afrodescendientes.  Nosotrxs lxs constructores de la nación puertorriqueña.  

 

Dra. María Elba Torres Muñoz

7 de diciembre de 2020

 

CELSO GONZÁLEZ
Perspectiva del Curador

Exhibición NEGRO/A/X

NEGRO fue la primera idea/palabra/concepto/construcción que vino a mi mente cuando pensé en esta exhibición. NEGRO se ha convertido en una palabra fundamental, también controversial, a veces ofensiva, a veces amorosa, polémica y cargada de estigmas, otras veces llena de color y pasión. En esta propuesta usamos las múltiples definiciones, connotaciones y acepciones de NEGRO para comenzar un recorrido por la negritud estética, cultural, personal y colectiva. Por otro lado, el género se integra como elemento fundamental en los múltiples significados de lo NEGRO al incluir O/A/X en la propuesta de nombre. Con NEGRO/A/X planteamos la discusión de lo NEGRO en todas sus manifestaciones.

 

NEGRO/A/X presenta trabajos que exploran la multiplicidad, la materialidad y los muchos matices de lo Negro. De manera importante quisimos representar con los artistas, que nos acompañan una diversidad de medios, de imágenes, generaciones y momentos de desarrollo profesional. Nuestra muestra incluye artistas noveles, artistas establecidos y otros que ya son parte de la cultura artística local e internacional. 

 

En este proceso nos seduce, motiva y libera las mil posibilidades de lo Negro. Como elemento de color y diseño en las piezas e instalaciones, como palabra usada de tantas formas exaltadas como nefastas. Como construcción social y definición y me nuestra raza de lo que somos en todos los aspectos, culturales y socio-políticos. La grandeza del continente africano habla en nosotros, se manifiesta en todos nuestros saberes y, en sabiduría, flow, creatividad y evidentemente en nuestra producción artística

 

Los movimientos de justicia social, pro negritud, pro derechos humanos de los negros/as/es;  hace que cada día más personas se identifiquen como negros/as/es. Vivimos un momento muy emocionante que genera una producción artística inigualable. Lo que somos siempre ha levantado pasiones y nuestra pasión se manifiesta en una muestra que ganó y cuenta eso que somos, eso que se ha hecho pasión de arte.

 

La exhibición incluye 20 artistas que presentan sus proyectos creativos, sus pinturas, esculturas e instalaciones; atendiendo desde cada uno de sus frentes y trincheras su interpretación de su experiencia, historia y vivencia con la negritud. Nos complace presentar en la exhibición un recorrido donde se aprecia con claridad una estética particular, una estética caribeña y claramente afro. La expresión artística que viene desde lo más profundo de que quienes somos.

Proyecto subvencionado por

Scroll up